Flores Editor y Distribuidor, S.A. de C.V.

Calle Cuauhtémoc No. 1405 Col. Del Gas

C.P. 02950, Alcaldía Azcapotzalco, CDMX

Tels.: (55) 5556-0590 / (55) 5556-7020 / (55) 5355-1108

NOVEDADES

ÚNICO CÓDIGO NACIONAL DE PROCEDIMIENTOS PENALES
  • Diana Cristal González Obregón,
México enfrenta uno de los retos más importantes en su historia, es decir, la aplicación de un sistema de justicia penal acusatorio, adversarial y oral en armonía tanto con el sistema nacional anticorrupción, como con el sistema nacional de transparencia y fiscalización, que, en conjunto, implican un cambio histórico y único para nuestro país. Para los mexicanos, este momento tan importante nos brinda la oportunidad de participar en una transformación sistémica que trasciende a la cultura de legalidad y al Estado de derecho. Contamos con una Constitución que ha impactado de manera histórica en nuestra sociedad y que, en materia de justicia, debemos celebrar también, pues a partir de junio de 2008 se trazó un direccionamiento distinto hacia la obligación de contar con un proceso penal acusatorio y oral. En esta reforma constitucional se plasman varios cambios benéficos en materia de procuración e impartición de justicia, como son la posibilidad de acceder a jueces de control de legalidad de manera inmediata para las diversas solicitudes de las partes en audiencias, la utilización de mecanismos alternativos en materia penal, así como un sistema de reinserción. Este fue un gran paso para nuestro país y debemos celebrarlo, así como la promulgación de nuestro Código Nacional de Procedimientos Penales y la Ley Nacional de Mecanismos Alternativos en Materia Penal, que permiten la aplicación eficaz de la reforma contenida en nuestra Constitución Federal en materia de justicia penal. Nuestra Constitución ha evolucionado de acuerdo con las necesidades cambiantes de nuestra sociedad. México es uno de los países que ha realizado más reformas a su Carta Magna Federal. A partir de la reforma constitucional de junio de 2008, en materia de justicia penal, comenzó el proceso de implementación de un sistema de justicia penal acusatorio. Uno de los grandes logros de nuestro país ha sido, sin duda, la creación del Código Nacional de Procedimientos Penales, que ha acelerado el proceso de implementación en las diversas entidades federativas en sus diversas etapas y busca atinadamente armonizar criterios en la aplicación del nuevo esquema de justicia penal, además de lograr la mejor y mayor aplicación de figuras tan importantes como son las diversas alternativas para poner fin al conflicto penal y no sea el juicio la única opción.
Detalles
TÓPICOS JURÍDICOS SELECTOS
  • Osvaldo Villegas Cornejo
El contenido del presente libro constituye una herramienta de trabajo invaluable, tanto para el profesionista dedicado a las labores académicas, como para el postulante o servidor público; presenta temas de actualidad e interés general del quehacer jurídico y judicial, tales como la utilidad de la criminalística en el actual sistema penal acusatorio, la suspensión de derechos políticos del gobernado por estar vinculado a un proceso, análisis del delito de violación equiparada, el procedimiento abreviado y otros. Además, incluye propuestas y planteamientos claros y novedosos, desarrollados con base en investigación teórica, fundamento legal y práctica que el autor como impartidor de justicia nos brinda.
Detalles
DE LA RECONSIDERACIÓN A LA REVISIÓN ADMINISTRATIVA
  • Alejandro Paz López
Quizás en lo menos pertinente ahora para escribir estas líneas, tengo la distinción que antes de su partida del mundo terrenal, mi amigo, colega, excelente administrativista y experto en derecho fiscal, don Alejandro Paz López †, hiciera en solicitud a mi persona, para presentar esta obra y, mejor aún, a su ruego, la misma apareciera indeleble en sus páginas; como imborrable también, la huella y buenos recuerdos de vida y praxis profesional que muchas veces nos unieron con ése y otros motivos. Sean mis oraciones en Cristo y con él hasta el destino finito dónde alguna vez arribaremos los mortales, en la consabida dicha celestial en que ya mora Alejandro, en su descanso eterno. En ese contexto, vistos en esta posteridad y la que sobreviene a su partida, sirvan las presentes líneas para presentar esta obra, que sin lugar a dudas es una colección de experiencia profesional, laboral y docente del autor, en sus años como servidor público de las haciendas públicas locales y federales, así como en su rol de jurista y maestro, que, hasta en sus últimos momentos, predicó y nos enseñó, en varios de sus libros, la inagotable fuente de estudio y especialidad que debía revestir el derecho administrativo mexicano en la actualidad. Es precisamente esta obra, en la que página a página, don Alejandro Paz revela que ser técnicos y precisos en el argot del derecho administrativo no es lo básico, sino lo único y toral. Esto es así porque, en la obra, es incansable su intención de dejar en claro que durante muchos años la inveterata consuetudo et opinio iuris seu necessitatis de la reconsideración administrativa evolucionó y mutó, si bien no a otra figura per se, sí a una de cuya intención fue la misma pero con esencia procedimental y teórica distintas, denotando, así, que esa nueva institución en la actualidad debe intitularse y ejercerse como medio de defensa en sede de la autoridad fiscalizadora como revisión administrativa. De ahí el título de la obra. Realizó un viaje al pasado, de 1929 a 1995, para actualizarla a nuestros días, bajo una nueva concepción de la figura: “de la reconsideración a la revisión administrativa”. Una intención que los operadores y protagonistas del derecho administrativo y fiscal debemos cultivar y acoger en aras de llamar a las cosas por su nombre —como él dijo—, y, con ello, lograr un recurso de impugnación más efectivo, propio y técnico, como el autor lo expone y pretende. Esta obra permitirá que el lector diferencie sendas instituciones y le dará —como al suscrito— una mayor óptica de defensa y más elementos para seguir provocando una verdadera actio mutatis mutandis, como la que nos deja el maestro Paz, quizás para, en un futuro, dotarla de un recurso que permita el acceso a una adecuada defensa y a la tutela judicial efectiva a la que aspiran los gobernados en actos vejatorios de sus derechos fundamentales y humanos cometidos por autoridades administrativas. Ésa era la intención a la postre del autor, empero, hoy nos toca secundarla a los abogados interesados o, cuando menos, fomentarla para su loable consecución: ya en la práctica, en la difusión o la lectura verbi gratia de esta obra.
Detalles
Flores Editor y Distribuidor S.A de C.V Todos los derechos reservados ©