Flores Editor y Distribuidor, S.A. de C.V.

Calle Cuauhtémoc No. 1405 Col. Del Gas

C.P. 02950, Azcapotzalco, México, D.F.

Tels.: (55) 5556-0590 / (55) 5556-7020 / (55) 5355-1108

BUSCAR LIBROS

BUSCAR LIBRO


RESULTADOS DE LA BUSQUEDA
CÓDIGO MILITAR DE PROCEDIMIENTOS PENALES ANOTADO 2A. ED.
  • Alejandro Carlos Espinosa
En momentos de transformación de las instituciones surgen espacios de oportunidad para alinearlas con los estándares internacionales, entendidos como el mínimo de elementos que se exigen a las normas internas de los Estados por la normativa internacional, en este sentido si bien es cierto como lo explica el análisis del presente Código Militar de Procedimientos Penales Anotado, las sentencias de 2009 y 2010 sobre casos internacionales que involucran la participación militar impactaron, no solamente en la reforma de Derechos Humanos del 2011 a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, sino también generaron la reforma de 2014 al Código de Justicia Militar, agrega el constreñimiento de la jurisdicción militar y con ella la proyección de las víctimas civiles en aquellos delitos en donde participen militares, garantizando la independencia judicial respecto del acceso a la justicia de las víctimas y como se sabe en 2016 la reforma de ese año no solo modifico el Código de Justicia Militar, como se explica desde la primera edición sino que hizo surgir el Código Militar de Procedimientos Penales. Lo anterior rompió la vieja tradición del Código Penal integral militar y proscribe los Consejos de Guerra de la jurisdicción militar, haciendo nacer un modelo acorde con el Sistema de Justicia Penal Adversarial, que regulan los instrumentos internacionales tales como el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, además de que se alinea con lo dispuesto en la reforma de 2008, que entro en vigor en 2016 que reforma diversos artículos constitucionales y da paso a la entrada en vigor al Código Nacional de Procedimientos Penales que recoge las figuras procedimentales mandatadas por la Constitución y que ahora también tienen los procedimientos penales militares a partir de su código sustantivo. Esta segunda edición del Código Militar de Procedimientos Penales Anotado, que fuera publicado en su primer edición por Grupo Criminogenesis y por el Centro de Investigaciones del Sistema Acusatorio, fue recibido con agrado por los abogados litigantes del modelo de justicia penal militar y por supuesto por los actores del sistema, entiéndase defensores públicos militares y federales, policías militares, Ministerios Públicos Militares, Jueces y Magistrados del fuero de guerra, así como por los responsables de dirigir los derechos humanos en las Fuerzas Armadas y en la correlativa de Marina así como por las Direcciones Generales de Justicia Naval y Militar, su demanda provoco que se agotara la primera edición y gracias a la alianza con la casa Flores Editor es posible que vea la luz por segunda ocasión, misma que se encuentra acorde con la última reforma al Código Militar de Procedimientos Penales que fuera publicada el 21 de junio de 2018 en el Diario Oficial de la Federación, en donde se modifica el artículo 164 Fracción IV de dicho instrumento legal.
Detalles
LEY FEDERAL DE PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
  • Gabriel Suárez Ustarroz
Efectuando un detallado análisis de las obras que existen con relación al tema que hoy se aborda, llegamos a la conclusión de que se requiere de una que aporte elementos suficientes para que el particular cuente con herramientas adecuadas para defender sus derechos, al momento de exigir el cumplimiento de lo señalado en la Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo; una obra que esté actualizada y que, de manera clara y concisa, aborde los grandes temas relacionados con la aplicación de la ley. Por lo anterior, surgió la idea de elaborar este libro, en el que se analiza el tema de manera objetiva, crítica y real, mediante comentarios a cada precepto que, en verdad, aportan una ayuda eficaz para defender el derecho de cada persona a que se respeten y apliquen correctamente todos y cada uno de los artículos que contiene tal normativa; razón por la que, en la presente obra, se efectúa un estudio de lo negativo y positivo de cada artículo, evidenciando la realidad a la que se puede enfrentar quien promueva el juicio contencioso administrativo federal y reclame justicia o, por lo menos, algo que se le asimile, pues, a final de cuentas, el resultado que se obtendrá se verá plasmado en una sentencia definitiva que, generalmente, no es el mayor reflejo de la realidad ni de la verdad histórica de los hechos que se pretendieron juzgar; de ahí que ésta obra sea el principio de una serie de criticas a la ley, así como recomendaciones para el usuario, de manera que le aporte elementos claros al momento de invocar la ley y, así, tenga la certeza de que, efectivamente, obtuvo algo de la llamada garantía del debido proceso que actualmente es cuestionada. Así, pues, se hace necesario exponer las deficiencias y realidades al momento de tramitar el procedimiento previsto en la ley y que tales vicios sean del conocimiento del público, del litigante o del simple ciudadano, para que pueda combatir las irregularidades de manera práctica y sencilla, sin la necesidad de complicarse la vida promoviendo otros medios de defensa que le llevarían a un sin fin de procedimientos que, a la postre, no concluirían en nada positivo al objetivo que se persigue, que es el combatir un acto administrativo ilegal.
Detalles
LOS DERECHOS POLÍTICO-ELECTORALES EN MÉXICO
  • Luis Enrique Coronado Hernández
Esta obra no pretende ser inédita en la materia, sino una ayuda a ciudadanos, estudiantes de Derecho, abogados y todas aquellos gustosos del derecho electoral. En esta segunda edición, no sólo se analiza y enseña la parte actual de los derechos políticos, sino, también, se hace un breve análisis de los hechos históricos que influyeron y que, gracias a ellos, se cuenta con mecanismos para defender los derechos políticos de las y los ciudadanos. En la medida en que la ciudadanía y la sociedad mexicana se involucren en los asuntos de índole político, y conozca más de sus derechos, en esa medida podrá exigir al gobierno y a los políticos un mejor desempeño, resultados y políticas públicas. Como lo señala Mauricio Merino,2 hay otras formas de participación ciudadana más allá de los votos; asimismo, Dieter Nohlen menciona, con relación al papel que desempeñaban las sociedades y el pueblo en general, sobre las inconformidades con los procesos electorales, que, al no haber certeza, recurren a las protestas, manifestaciones o movilizaciones.
Detalles
INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DEL DERECHO 2A. ED.
  • María del Carmen Ayala Escorza
  • Juan Carlos García Alonso
En la actualidad y debido a las constantes modificaciones y reformas a la que se ve sometido nuestro sistema jurídico mexicano, se obtiene como resultado invariable la evolución del perfil de todo aquel que tenga la necesidad de allegarse de los conceptos y elementos que integran al Derecho, partiendo de una base de cimentación cultural que emane de una fuente en común, esta es la materia de Introducción al Estudio del Derecho; materia en la cual se adentrarán a conocer conceptos básicos del derecho, los cuales estarán vigentes en todo momento de su vida académica y trascenderán, consecuentemente, a la profesional. Por ello, la correcta asimilación de estas nociones básicas resulta fundamental para su desarrollo, razón por la cual la presente obra contempla conceptos elementales, pero en todo momento los autores buscan brindárselos no como lo harían algunos de los grandes estudiosos del derecho, utilizando un lenguaje demasiado “técnico”, ya que se debe partir del entendido de que esta materia corresponde al bloque básico de asignaturas que deberá cursar todo aquel que ingresa a la carrera de derecho, contaduría y administración, por lo que en múltiples ocasiones estos estudiantes no cuentan con la noción básica de dichos conceptos, la cual les podría ser aportada por influencia familiar o laboral a la que no todos han podido tener acceso. De lo descrito anteriormente, surge una obligación contraída por los autores con las nuevas generaciones de abogados, así como con todo aquel que se allegue de esta obra, ya que tiene como función principal la de poder brindarle a los futuros licenciados, de las carreras descritas, esa base de conocimientos de una manera sencilla que dé la oportunidad de, primeramente, entender y conocer su carrera y, consecuentemente, la de enamorarse de la misma, ya que al reducir la complejidad excesiva de una asignatura como ésta, el estudiante aminora la posibilidad de frustración con lo que se aumenta la posibilidad de tener una afortunada conclusión académica. Por lo que el objetivo principal de la presente obra es allegar al estudiante del conocimiento básico planteado de una manera sencilla y digerible para que quienes recién ingresan a las distintas carreras relacionadas con el derecho puedan comenzar a utilizarlo de una manera tan coloquial que, poco a poco, puedan adoptarlo como suyo.
Detalles
LITIGACIÓN EN JUICIO ORAL PARA EL MINISTERIO PÚBLICO 3A. ED.
  • Manuel Valadez Díaz
Este libro ha alcanzado su tercera edición, lo que ha provocado que desde su inicio y hasta este momento hayan sido modificados sus páginas y contenido, en razón de las modificaciones y proceso de evolución que ha vivido la materia procesal penal desde el año 2012 a la fecha, pues la obra ha transitado desde una perspectiva local del sistema acusatorio en el estado de Durango, hasta su consolidación mediante la publicación y vigencia del Código Nacional de Procedimientos Penales y sus distintas reformas. En efecto, la reforma constitucional del 18 de junio de 2008 estableció en nuestro país una nueva forma de procurar e impartir justicia, misma que a diez años de su publicación en el Diario Oficial de la Federación se muestra como uno de los más grandes cambios que en su historia ha vivido el sistema jurídico mexicano y que, sin lugar a dudas, en unión con la reforma, que en materia de derechos humanos se verificó el pasado 10 de junio de 2011, y con la publicación del Código Nacional de Procedimientos Penales el 5 de marzo de 2014, han caracterizado la décima época de jurisprudencia del Poder Judicial de la Federación. Ha sido un tema constantemente debatido dentro de la reforma en materia de seguridad y justicia en comento, la fortaleza o debilidad que puedan mostrar los sujetos procesales al intervenir en audiencia, en razón del principio de publicidad que caracteriza a dicho sistema, así como de las exigencias que el mismo representa en cuanto a técnicas de litigación, habilidades, destrezas y conocimientos jurídicos que deben tener los intervinientes, pues como se ha observado en la praxis judicial, cualquier falla o carencia, ya sea del ministerio público, del defensor o del juez, queda exhibida de forma notoria. Es así como nace la idea de este libro, pues el autor se ha percatado en los diversos cursos, talleres, seminarios, diplomados y maestrías en los que ha participado como docente del sistema acusatorio, que de forma continua e indistintamente de la región del país de que se trate, comúnmente se señala a los agentes del Ministerio Público —considerados en igual intensidad que las policías— como una parte importantísima para el debido y eficaz funcionamiento de los coloquialmente llamados juicios orales, pues sólo así se alcanzará su consolidación. De ahí que al revisar la doctrina existente, tanto nacional como internacional, sobre la materia, se encuentra que la gran mayoría de los autores se han dedicado a orientar y capacitar a jueces y defensores respecto de su labor, no así a los agentes del Ministerio Público, lo cual conduce directamente a la debilidad del nuevo sistema. Por esta razón se presenta este libro, que bajo la metodología de audiencias que caracteriza al sistema acusatorio adversarial explica cada una de ellas en cuanto a los objetivos que deben tener los representantes sociales en las mismas y, de igual manera, en cuanto a cuáles son las técnicas de litigación que tienen a su alcance para alcanzar un desempeño exitoso de su actividad. Estoy convencido de que el fortalecimiento de las habilidades y destrezas de litigación del ministerio público dentro de los juicios orales (así como de la policía y de los peritos en cuanto a su ámbito de competencia) generarán una forzosa evolución de defensores y jueces que, sin lugar a dudas, permitirá la consolidación en México del sistema acusatorio y oral. Para lograr lo anterior, se tomó de la mejor manera como ejemplo a la legislación que llegó a unificar la forma de procurar e impartir justicia en nuestro país, es decir, el Código Nacional de Procedimientos Penales, instrumento normativo que estimamos logró aglutinar en buena medida las experiencias exitosas de los estados que ya contaban con un sistema acusatorio en su legislación procesal. Por último, sirva este espacio para agradecer la publicación de esta tercera edición al apoyo de José Luis Flores Reyes, quien en un tiempo breve, se ha distinguido como uno de los mejores editores sobre la ciencia jurídica y a quien por su apoyo para este tipo de obras, le reconozco su decidida participación para la consolidación de los juicios orales en México.
Detalles
ORIGEN Y FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA NACIONAL ANTICORRUPCIÓN
  • Fernando Blumenkron Escobar
Diversos estudios elaborados por politólogos, economistas e historiadores, han definido a la corrupción como uno de los “mayores males globales desde que se conformaron los Estados democráticos”. La corrupción, como fenómeno social, no tiene especificaciones de tiempo o lugar, es de carácter intemporal, que si bien es un problema de los individuos que muestran conductas ilícitas, también es resultado de una sociedad que funciona con un “sistema” que no es el correcto. En el caso de la sociedad mexicana, uno de los reclamos más sentidos desde hace décadas ha sido el lacerante problema de la corrupción, que ha predominado en el servicio público y ha penetrado paulatinamente en el tejido social. Se ha demostrado que este flagelo inicia en el seno familiar y de ahí trasciende a lo social, derivado de ciertas conductas de los padres, como adquirir productos “piratas”, ofrecer sobornos a cambio de trámites burocráticos fast track, violar el reglamento de tránsito y ofrecer la famosa “mordida” a los agentes de la ley, etcétera; lo cual es aprendido e imitado por los hijos, quienes, además de considerarlo “normal”, los hace susceptibles de repetir dichas prácticas por el resto de sus vidas. Amén de otros factores que inciden en la corrupción, y que de manera somera abordamos en esta obra, muchos de los individuos que aprendieron tales prácticas han ingresado o son posibles candidatos a ingresar al servicio público. Hoy en día, diputados, presidentes municipales, gobernadores y otros servidores públicos procesados por actos de corrupción, pudieron tener como ejemplo, en su niñez o adolescencia, conductas precisamente apartadas de la ley que iniciaron en el hogar. Así, con el afán de mejorar su posición social y económica, una gran cantidad de servidores públicos han aprovechado su cargo para recurrir al desvío y apropiación de fondos públicos, al cobro de comisiones o cuotas en las adquisiciones gubernamentales, así como a recibir sobornos para asignar obras públicas. En tal sentido, la corrupción gubernamental constituye uno de los grandes problemas que afectan el desarrollo económico del país; entre otros más, como la impunidad, que actúa como detonador de la corrupción, ingobernabilidad, mala calidad en la educación pública, empleo mal remunerado y la creciente inseguridad pública, entre los más significativos. Los casos de los exgobernadores Guillermo Padrés en Sonora, Javier Duarte de Ochoa en Veracruz, César Duarte Jáquez en Chihuahua, Roberto Borge en Quintana Roo y recientemente Graco Ramírez Garrido Abreu en Morelos, son ejemplo de la corrupción gubernamental a gran escala y el desprestigio que arrastra la clase política nacional; aunque no son los únicos. Podríamos afirmar que, en términos generales, la ciudadanía tiene una precepción negativa y desconfianza hacia los servidores públicos. Todos los días existen señalamientos de corrupción, lo mismo en contra de jueces, agentes del Ministerio Público y policías, que de servidores públicos que atienden a los ciudadanos en las dependencias gubernamentales.
Detalles
LA SEGURIDAD PÚBLICA EN MÉXICO: UN CAMBIO DE ESTRATEGIA
  • Jorge Yquera Ortega
La presente obra literaria denominada, La Seguridad Pública en México: un cambio de estrategia, presenta una necesidad de cambios estructurales y de estrategia al combate de la inseguridad en sus modalidades de delitos de alto impacto como de delitos comunes. Seguido de un ordenamiento sistemático desde su origen hasta nuestros días en Seguridad Pública; además de hacer una investigación metodológica desde los cuerpos policiales, y establecer los lineamientos para corregir las fallas en estrategias al combate de la delincuecia, por ello se utilizan las herramientas constitucionales como lo es lo civil, lo profesional y lo disciplinado; muchos temas se hablan de este flágelo, pero ninguno ha aterrizado en su concepto original como es la seguridad. Nuestro pacto federal establece, en sus artículos 21 y 115, cómo debe emplearse la Seguridad Pública y es por demás decir las leyes y reglementos que de ellas emanan, así como los criterios de nuestro alto tribunal en el país, respecto a este tema. Por último, el presente libro aborda el tema de la Seguridad Pública con un enfoque distinto y actualizado para empezar a corregir las estrategias policiales y darle un diferente pensamiento a los temas que nos ocupa: la Seguridad Pública en México.
Detalles
Flores Editor y Distribuidor S.A de C.V Todos los derechos reservados ©